Huerto de los cipreses

El ciprés como símbolo de hospitalidad. Así concebía Godofredo Garabito a este árbol que le acompañó a lo largo de trayectoria como uno de los iconos más reconocibles de su obra. El ciprés ocupó siempre un lugar privilegiado en el jardín romántico de La Casa Grande en La Mudarra y el “Huerto de los cipreses” busca potenciar el protagonismo de sus largas copas y su acogedora sombra.

 El “Huerto de los cipreses” es un espacio para homenajear y reconocer el trabajo, la trayectoria y el cariño de grandes personalidades muy queridas para la Fundación Godofredo Garabito y Gregorio: sus Patronos de Honor.  Personajes relevantes en el mundo de las humanidades, las artes, el mundo empresarial o el periodismo a los que agradecemos el apoyo a la labor de esta institución.  Los Patronos de Honor son nombrados por el patronato de la Fundación por su contribución a la trayectoria vital y artística de Godofredo Garabito o por su colaboración imprescindible desde la creación de la institución que lleva su nombre y protege su legado.

Cada uno de los Patronos de Honor de la Fundación Godofredo Garabito planta un ciprés en el jardín romántico de La Casa Grande para quedar enraizado a este proyecto cultural y de impulso del talento. Un ciprés que lleva su nombre y que supone ir sumando patrimonio a la sede la institución.  Además recibe una pieza artística conmemorativa de este nombramiento en un solemne acto.

Cada Patrono de Honor se convierte en consejero y embajador de la Fundación Godofredo Garabito y Gregorio.

obra artística ciprés de honor
“Ciprés de Honor”. Obra artística creada por la Fundación Godofredo Garabito y Gregorio que se entrega a cada uno de los Patronos de Honor.

Patronos de Honor

Joaquín Díaz González. Músico y folclorista.

Anuncios