El patrimonio debe ser la palanca de desarrollo del mundo rural porque reactiva la economía local

El patrimonio y la cultura pueden ser la palanca de desarrollo perfecta para el mundo rural generando actividad económica y fijando población. Es una de las conclusiones que se extraen del tercer encuentro de “Castilla y León importa. Memorias para la reconstrucción” que se celebró el jueves 27 de agosto en La Casa Grande de La Mudarra. Un encuentro que aunó proyectos de éxito en la puesta en valor del patrimonio como ejemplos de que es posible que el sector cultural suponga el motor que necesitan algunos pequeños municipios sobrados de patrimonio y faltos de otras oportunidades económicas. El jardín de La Casa Grande acogió a Enrique Cobreros, director de AEICE Clúster Hábitat Eficiente; Alex Miranda, director ejecutivo de Patrimonio Inteligente; Javier Arroyo, alcalde de Moradillo de Roa; y Giovanni Olcece, arquitecto de Oiga Estudio.

Tercer encuentro “Castilla y León importa”. De izquierda a derecha: Jorge Francés, Giovanni Olcese, Guillermo Garabito, Javier Arroyo, Enrique Cobreros y Alex Miranda. Agosto 2020.

Cada uno de los participantes explicó los proyectos relacionados con patrimonio y cultura que ha desarrollado con éxito, algunos con participación y reconocimiento internacional. En el caso de AEICE, Enrique Cobreros, subrayó la necesidad de hablar de puesta en valor del “patrimonio territorial”, como concepto que engloba el patrimonio cultural, natural, histórico, social y económico de un territorio. “Hay aprovechar el petróleo que tiene cada territorio, y el petróleo de Castilla y León es el patrimonio y la cultura”. Este clúster gestiona, entre otros muchos, el proyecto internacional Duero Douro que toma el río como eje de desarrollo de diversas zonas de España y Portugal. Alex Miranda de Patrimonio Inteligente, considera que hay que esforzarse por difundir “la repercusión social del patrimonio como elemento de sostenibilidad de la economía local”. En este sentido, durante el debate se habló del estudio realizado por AEICE que demostraba un retorno de hasta veinte euros por cada euro invertido en patrimonio.

Moradillo de Roa, un pequeño pueblo de Burgos, está logrando el reconocimiento por su iniciativa de recuperación y puesta en valor del barrio de bodegas y lagares “El Cotarro” que recientemente ha sido galardonado con el Premio Europa Nostra 2020. Para su alcalde el único secreto es “haber implicado a todo el municipio, que ha entendido que las bodegas pueden ser un recurso económico vital para el futuro del municipio manteniendo servicios generados por el flujo de visitantes que llega cada semana”. Además, Javier Arroyo, destaca la necesidad de foros como “Castilla y León importa” que permitan no solo dar a conocer si no crear alianzas entre proyectos locales que permitan hacerlos crecer y estimular sinergias. Giovanni Olcese acudió en representación de Oiga Estudio, un estudio de arquitectura sostenible que colabora con la Fundación Rehabitar Tierra de Campos que se está encargando de la recuperación de palomares. Para Olcese la puesta en valor del patrimonio pasa también por la educación, no solo de toda la sociedad si no también de los propios arquitectos: “No entiendo cómo en la universidad, en Arquitectura, no se estudia patrimonio”. Todos los participantes expresaron la necesidad de pensar las estrategias de patrimonio cultural a medio y largo plazo, con intervenciones sostenidas en el tiempo que son las que van generando actividad económica y oportunidades para el territorio. Alex Miranda proponía además que “se ofrezca a los grandes inversores un ramillete de proyectos de desarrollo patrimonial y cultural”.

Este tercer encuentro de “Castilla y León importa. Memorias para la reconstrucción” se suma a los dos anteriores en los que participaron: Fundación Santa María La Real, Fundación Edades del Hombre, Fundación Joaquín Díaz, Fundación Miguel Delibes, Museo Casa Lis, y Enrique Cornejo. Este foro tiene como objetivo la elaboración de un documento de conclusiones y propuestas que sirva de hoja de ruta para el sector dela cultura y el patrimonio en esta etapa de pandemia y pospandemia. Una iniciativa de la Fundación Godofredo Garabito y Gregorio con la colaboración de la Fundación Castilla y León y Bodegas Copaboca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s